Meunier tiene una misión clara para Jeep

0
343

Desde Nueva York.

Christian Meunier, de origen francés y considerado por muchos como un experto de la industria automotriz premium, llegó a Jeep en mayo de 2019 para liderar el mejor momento de la marca.

Pero como todos los buenos líderes no se va a quedar parado esperando que las cosas pasen. Tiene una visión y una misión. Nos la compartió en primera persona desde la cotizada azotea del Spyglass Rooftop en Manhattan, con el Empire State de testigo y a punto de inaugurarse el AutoShow de NYC, ausente del calendario los últimos 3 años.

Acabas de llegar de Moab de compartir unas jornadas estupendas en el Eastern Jeep Safari. ¿Qué retos afronta Jeep para lograr su objetivo de “Zero Emissions Freedom?

No hay desafíos, sino oportunidades. Mi único reto es lograrlo rápidamente. Estamos trabajando duro para que ocurra cuanto antes mediante una agresiva estrategia de electrificación de todos nuestros vehículos en todos los segmentos. Para 2025 todos los modelos Jeep tendrán una versión eléctrica a batería. “Zero Emission Freedom” encarna a la perfección los valores de la marca, porque proporciona la legendaria capacidad todoterreno en completo silencio y ofrece una experiencia excitante, divertida, en la que el torque se entrega a petición del conductor de manera inmediata. Es la combinación ideal ya que amplifica el ADN de Jeep. Vamos impulsados por viento de cola, estoy convencido al cien por cien de que saldremos reforzados. 

Meunier y un grupo de periodistas internacionales.
Meunier, departiendo con un grupo de periodistas internacionales en Nueva York

¿Cuando estará listo el Jeep completamente eléctrico?

No puedo avanzar aún detalles. Tendremos novedades este verano. Ahí podremos ampliar más.


¿En qué modo les está afectando los recientes lanzamientos de la competencia en el mercado de vehículos todoterreno, como los Hummer, Silverado, Bronco?

Nuestro eslogan es “Hay muchas copias, pero Jeep solo hay uno”. Así que veo la competencia como algo positivo porque nos impulsa a ser mejores, más innovadores, más rápidos. Cuando no hay competencia, uno tiende a dormirse en los laureles. Creo que el mercado es lo suficientemente grande para dar cabida a unos pocos competidores. Es cierto que hay muchas copias, imitaciones de nuestros productos. Pero está bien, ya que nos fuerza a ser más innovadores, a ser genuinos. La innovación gobierna el mundo.

Camp Jeep en el Auto Show de Nueva York
Regresa el Camp Jeep en el Auto Show de Nueva York con el obstaculo más alto hasta la fecha.



Siempre se ha visto a Jeep como una marca centrada en los Estados Unidos. Usted es ahora el CEO global. ¿Dónde creen que están las oportunidades al margen de Estados Unidos?

No diría que es una marca enfocada en el mercado estadounidense. Obviamente, Estados Unidos representa una parte muy importante de nuestra actividad en todo el mundo, con más del 60% del negocio. El objetivo es seguir creciendo, pero no a costa de reducir nuestra presencia en el país, sino siendo más fuertes en otros mercados.

Así, cuando veo el éxito de Jeep en Brasil, por ejemplo, donde hemos logrado el 22% del mercado de SUVs en unos pocos años, o en Argentina donde contamos con el 15%, o en Italia, con el 10%, considero que hemos alcanzado el mismo nivel de rendimiento que en el mercado estadounidense. Cuando veo disparidades en Europa como el 1% de penetración de Jeep en el mercado francés de SUVs frente al 10% en Italia, solo veo potencial, potencial de crecimiento. Ahora estamos electrificando toda la gama en Europa con el objetivo de alcanzar al 100% de nuestros vehículos. Estamos pisando el acelerador, porque creemos, primero, que es bueno para la capacidad legendaria de Jeep y, segundo, para superar estereotipos sobre la eficiencia de la marca, para eliminar cualquier sombra de duda acerca de que Jeep no tiene cabida en un mundo afectado por el calentamiento global. Somos conscientes de estas etiquetas y por ello vamos a ser sumamente proactivos. No nos dejaremos llevar por la corriente sino que llevaremos la voz cantante en el proceso de electrificación.

¿Puede la electrificación reavivar el interés en los autos de la generación de compradores más jóvenes?

Los autos eléctricos son atractivos y divertidos de manejar. Los más jóvenes estarán encantados. Ellos cargan sus teléfonos constantemente. Así que cargar sus vehículos no les resultará un problema. En estos momentos, hay en la industria un gran interés en el software. Stellantis está invirtiendo en especialistas en software y en el desarrollo interno de aplicaciones para el interior de los vehículos. Dada la naturaleza de los modelos Jeep, no nos centramos en el 90 % de software que se puede encontrar en el resto de vehículos sino en ese 10% dirigido en exclusiva al manejo “off-road”. Creemos que la generación más joven estará encantada de disfrutar de todos estas ayudas para la práctica del todoterreno. 

Meunier platicó con nuestro Editor in Chief, De Mier.


¿Se plantea Jeep, en ese futuro electrificado, fabricar algún vehículo que no sea un SUV?

El día que Jeep se convierta en un fabricante de crossovers desaparecerá. La marca es bien clara al respecto: el 4×4 es la esencia. Diría más: 4xe es el nuevo 4×4. Todo tiene que ver con la autenticidad, la libertad, la aventura, la pasión. Seguiremos siendo una compañía que fabrica todoterrenos. El hecho de que pertenezcamos a un grupo como Stellantis, propietario de tantas marcas, nos ayuda a diferenciarnos todavía más y a rebasar cualquier límite para mantener nuestra singularidad. La dirección que hemos tomado con la tecnología 4xe es la correcta y es muy clara y sencilla: no queremos ser una marca generalista, seguiremos un camino bien distinto.

Nuestro objetivo no es poseer el 50% del mercado global sino que nos conformamos con el 10%, siempre y cuando seamos el número 1 en el mercado de SUVs.


¿Cómo justifica la transformación que ha ido experimentando Jeep hasta convertirse en una marca más premium y más sofisticada?

Los clientes esperan cierto nivel de confort y los vehículos Jeep, encabezados por el Gran Cherokee, podríamos decir que están “salvajemente civilizados”. Nuestra línea de productos se caracteriza por una dualidad entre sofisticación y capacidad. La sofisticación es importante porque es una forma de atraer a clientes interesados por el diseño. De hecho, el diseño es la razón número uno de compra de un Jeep.

El confort a bordo también es importante y la tecnología avanzada ayuda a elevar los niveles de confort. Es obvio que muchos elementos no se pueden encontrar en el modelo base, como los asientos con masaje. Hay que ir a los acabados top como el Summit Reserve para incorporarlos. Creo que los clientes actuales están abiertos a comprar un Jeep en lugar de un vehículo premium porque están cansados de ver exactamente los mismos productos bajo nombres y marcas diferentes. Desean diferenciarse, ser libres, justamente los valores que representa la marca Jeep. Al mismo tiempo, quieren sofisticación, refinamiento, calidad. Nuestros productos ya no pueden ser excesivamente sobrios ni simplistas.

Nuestro Wrangler es más sofisticado que nunca. Vamos a rebasar todos los límites porque es justo lo que esperan nuestros clientes.



Acabado Summit Reserve en el Grand Cherokee L

¿Plantea alguna iniciativa especial para incentivar el éxito de Jeep en el mercado hispano?

Somos conscientes de que la marca Jeep está infrarrepresentada entre los hispanos y por ello ya estamos trabajando para revertir la situación. El lanzamiento de versiones con atractivo para este tipo de clientes, como las versiones “Three O Five” del Wrangler y del Rubicon para la región del Sur de la Florida, y otras iniciativas similares son tácticas que podríamos desarrollar en los próximos años.

Dejar respuesta