Audi S5 convertible. Muy disfrutable…sí el clima lo permite

0
1455

Este invierno ha sido más prolongado que otros que recuerdo. Escribo estas líneas a principios de abril, y es posible que tengamos chubascos con nieve esta mañana en mi ciudad del Noroeste Norteamericano, condiciones no muy ideales para probar un descapotable como el Audi S5.

Este tipo de automóviles necesitan de buen tiempo y abundante sol para poder disfrutarlos en plenitud. Suerte que el Audi S5 tiene suficientes atributos como para deleitarnos en nuestra semana de prueba, aunque solo pudiera gozar del aire fresco en mi cara por pocas horas. Cuando Audi adiciona la “S” a sus modelos, hace una declaración que implica rendimiento y diversión en la carretera. Aunque un poco más dócil que su hermano RS5,  el modelo S5 no hace grandes alardes, pero pretende ofrecer una sólida experiencia de conducción. En su versión Cabriolet o descapotable, como le llamamos acá, la diversión de este Audi de dos puertas aumenta considerablemente con el elemento de una experiencia al aire libre, siempre que la pueda disfrutar, por supuesto.

Desde afuera y por dentro el Audi S5

Sencillez y elegancia, son los dos adjetivos que pueden mejor resumir el exterior de este Audi. La parrilla cuenta con inserciones ópticas de aluminio y hace un buen trabajo a la hora de diferenciar el S5, del Audi A5. Los faros LED con diseño Smart Matrix vienen de serie, y el acabado Prestige incorpora la tecnología Audi Laser Light. Todas las versiones montan llantas de aleación de 19 pulgadas, aunque opcionalmente puede optar por llantas de mayor tamaño. En la parte trasera encontramos un spoiler en la tapa del maletero y salidas de escape cuádruples.

Con solo pulsar un botón, el techo plegable acústico puede bajarse o subirse. Necesita 15 segundos para abrirse, y si la velocidad es menor de 30 millas por hora, puede hacerlo con el auto en marcha. Yo me quedé con ganas de farolear mientras esperaba un cambio de luz. El techo está construido con materiales que absorben el sonido, reduciendo el producido por el aire y la carretera a un nivel muy aceptable.

Audi hace un gran trabajo para ofrecer un habitáculo interior sutil pero elegante. Una buena combinación de cuero, fibra de carbono y detalles metálicos completan la cabina, que es un lugar agradable para pasar tiempo. Los asientos deportivos de cuero Nappa mantienen la línea Audi Sport, proporcionando buena sujeción y soporte en su configuración básica, incluyendo la lateral, para mantenerle plantado al lanzar el S5 convertible en las curvas.

En el asiento trasero podrían viajar dos adultos sin mucho compromiso de espacio, aunque llegar allí será algo complicado para los de mayor tamaño, algo común en los descapotables de dos puertas.

El S5 convertible o Cabriolet, como le conocen en Europa, solamente ofrece 10,9 pies cúbicos de maletero, pues allí tiene que esconderse el techo cuando está abierto.  Por suerte, el respaldo trasero plegable abre más espacio de carga si no están ocupados los asientos traseros.

Tecnología y seguridad del Audi S5

En el centro del salpicadero del acabado Premium de prueba encontramos una pantalla táctil de 10.1 pulgadas. Esta controla el excelente sistema de sonido 3D Bang & Olufsen, navegación, conexión con teléfonos y otros ajustes. El sistema de info entretenimiento “MMI” de Audi presenta gráficos claros y es fácil navegar entre sus distintos menús. Todas las versiones se benefician de la interfaz para teléfonos inteligentes de Audi, con Android Auto y Apple CarPlay inalámbricos.

El salpicadero del S5 es más bien una versión actualizada de la generación anterior. Con una única pantalla, mandos físicos de climatización y muchos botones de acceso directo para un manejo más sencillo y menos distracción de la carretera.

Un sistema de información al conductor en color de siete pulgadas se encuentra dentro del cuadro de instrumentos, pero este se sustituye por el cuadro de instrumentos TFT de 12.3 pulgadas, como parte del “Audi virtual cockpit” en los dos acabados superiores.

Audi, como otros fabricantes alemanes, no son particularmente generosos cuando hablamos de prestaciones de seguridad. Los avisos de colisión frontal, frenado automático con detección de peatones y advertencia de salida de carril están presentes. Estas características son el mínimo de asistencia al conductor de serie hoy en día. Hay que subir al paquete Prestige de gama alta, con un precio de $8.100 dólares, para equipar al Audi S5 convertible con una importante carga de equipamiento, que incluye control de crucero adaptativo con asistente para atascos, Audi MMi Navigation Plus, pantalla de proyección o Head-up Display con reconocimiento de señales de tráfico, sistema de cámaras en 360 grados, faros con Audi Laser Light con asistente de luz de carretera, asistencia de mantenimiento en el carril, alerta de punto ciego y otras.

Afortunadamente, los Audi S5 descapotables están equipados con protección antivuelco. Si los sensores del vehículo detectan una amenaza de vuelco, se liberan unos tirantes de aluminio accionados por resorte que salen disparados por detrás de los reposacabezas traseros y se bloquean en su sitio para proteger a los pasajeros…siempre que hayan estado usando sus cinturones de seguridad.

En la carretera el Audi S5

Bajo el capó encontramos un motor V6 turboalimentado de 3 litros que produce 349 caballos y 369 libras-pie de par motor, suficientes para llevar al S5 a las 60 millas o 100 kilómetros en 4,8 segundos. La transmisión es automática de 8 velocidades y sus cambios son suaves y precisos en todo momento.

Gracias al excelente sistema de tracción total Quattro de Audi, el agarre es inmenso y la salida de las curvas puede ser muy divertida. Por las condiciones del tiempo no pude llevarlo a sus límites, pero he leído que este Audi S5 mostrará signos de subviraje cuando es conducido a tope. La suspensión de amortiguación adaptativa disponible en los acabados superiores añade aún más capacidad y solidez en la carretera.

El motor V6 biturbo puede sentirse brioso en una ruta divertida, pero manteniendo este auto en el modo confort, podrá disfrutará de un conductor diario, refinado y confortable. Claro que en modo confort se atenúa la nota de escape que tanto nos gusta, pero evitaríamos ser acechados por la mirada renegada de algún conductor de Tesla.

Con la capota bajada, un cortavientos extraíble que cubre la zona de los asientos traseros reduce significativamente la entrada de aire, facilitando las conversaciones en los asientos delanteros. Un buen detalle es el nuevo sistema de calefacción disponible a la altura de la cabeza. El calor en la nuca amplía el rango de temperatura en el que se puede conducir cómodamente en modo descapotable, algo innecesario en Miami, aun así, lamentablemente insuficiente en el invierno inacabable del noroeste. La libertad de sentir el aire batiendo en el pelo (para el que tenga) lleva un pequeño costo agregado. El S5 convenible es más pesado que cualquier otro miembro de la familia, por lo que consume más combustible que ellos.  Unas 23 millas por galón en manejo combinado, o 10.23 litros cada 100 kilómetros, es su consumo estimado.

Para escoger

El Audi S5 es el homólogo de altas prestaciones del A5 y se ofrece en versión cupé, descapotable (cabriolet) y hatchback de cuatro puertas o Sportback. Está disponible en tres niveles de acabado: Premium, Premium Plus y Prestige.

Un Premium comienza en los $63,917, seguido de Premium Plus en los $69,407 y llegando a los $73,216 para el tope de gama Prestige. Los acabados Premium Plus y Prestige también pueden equiparse con varias opciones, entre ellas el Paquete deportivo S, que agrega la suspensión adaptativa. El Paquete Warm Weather o clima cálido (el que trae calefacción para el cuello). El Black Optic, que agrega tapicería de cuero premium, llantas de 20 pulgadas y detalles exteriores negros.

La competencia no es vasta. Podríamos mencionar los también alemanes BMW 4 Series y Mercedes Benz C Class Convertibles o el Chevrolet Camaro.

Concluyendo

El Audi S5 es un auto fácil de recomendar. Es justo la media entre el nada decepcionante A5 y el potente RS5. Encontramos en él un balance equilibrado entre rendimiento, estilo y refinamiento. En su versión convertible, como la de nuestra prueba, obsequia al conductor y sus acompañantes de la tremenda sensación a apertura y disfrute, que solo podríamos comparar a la que se siente conduciendo una moto.

____________________________________________________________________________________

Roger Rivero

Es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera, los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

__________________________________________________________________

Dejar respuesta