Kia EV6 GT-Line: ¿Hot hatch eléctrico?

0
86

Por Joaquín Ruhi

Recientemente escribimos a fondo sobre el nuevo Kia EV6 100% eléctrico. Pero, ¿Cómo se siente manejar este auto que algunos (como un servidor) consideran un hatchback y otros un crossover? Tuvimos oportunidad de probar lo que, por el momento, es la cumbre de la gama, el Kia EV6 GT-Line en ambas variantes: RWD y AWD.

Kia EV6 GT-Line RWD

Comenzamos por la variante de tracción trasera. Nos sorprendió saber que la distancia al suelo de los eléctricos Hyundai-Kia E-GMP (6.1 pulgadas / 15.5 cm) rebasa la de los Ford Mustang Mach-e (5.3-5.7 pulgadas / 13.5-14.5 cm). La entrada y salida al auto se siente perfectamente natural, un buen punto medio entre SUV y hatchback pero tirando más a este último.

El tren motriz del Kia EV6 GT-Line RWD consta de un paquete de baterías de 77.4 kW h más un solo motor eléctrico trasero de 168 kW. Esa combinación produce 225 HP con 258 lb/pie de torque. Su autonomía total es de 310 millas (499 km) según el U.S. EPA. Dicha cifra es la mayor de la gama EV6.

El interior

Los Kia EV6 GT-Line ofrecen 3 alternativas para el acabado de los asientos: piel artificial de serie, más opciones de piel artificial con acentos en gamuza ó gamuza con acentos en piel artificial. Las unidades probadas traían esta última opción.

Los dirigentes de Kia nos afirmaron que, según sus encuestas, los conductores en su mayoría prefieren las pantallas centrales horizontales a las verticales en los tableros de mando. Por ello, vemos que una especie de monolito horizontal levantado domina el tablero Kia EV6. Dicho monolito contiene 2 pantallas adyacentes de 12.3 pulgadas (31 cm) cada una, la derecha central táctil. Los Kia EV6 GT-Line se distinguen por las franjas diagonales de distinto tamaño que decoran el extremo derecho del tablero de mandos. Esas franjas diagonales luego hacen eco en el reposabrazos central delantero.

El volante de un solo radio horizontal de lado a lado quizás resulte ejemplo de simplicidad atractiva para algunos, pero a un servidor le recuerda a los volantes de los modelos base de autos de los 1960 y 1970 que anhelábamos reemplazar por algo con más caché deportivo.

¡Vamos a manejar!

Tratándose de un auto 100% eléctrico, esperaba que manejaríamos en un ambiente urbano y que recorreríamos poca distancia. ¡Pero no! Para mi grata sorpresa, en los alrededores de Healdsburg, California (sede central del evento) se encuentran los valles vinícolas de Napa y Sonoma, y ¿qué rodean los valles sino montañas?

De hecho, las carreteras de montaña en las que manejamos el Kia EV6 GT-Line nos hicieron recordar a la de los alrededores de Asheville, North Carolina donde probamos el Volkswagen Golf GTI hace unos meses. Y la sensación de manejo y agilidad en las curvas del nuevo Kia eléctrico en las curvas es completamente hot hatch, y no la de un crossover como dice ser.

El Golf GTI tiene 16 HP y 15 lb/pie de más y casi media tonelada de peso de menos comparado al EV6. Y, sí, el peso adicional del Kia a veces se hace notar en las curvas. La diferencia en aceleración, no tanto. Según cifras oficiales, el Kia EV6 GT-Line RWD va de 0-60 MPH en 7.2 segundos, pero con el torque instantáneo típico de los autos eléctricos, se siente mucho más rápido que eso.

Y, de hecho, en 2 palabras, este EV6 tiene una importante ventaja sobre el Golf GTI: tracción trasera. Por mucho VAQ y XDS que tenga el GTI (¡vaya sopa de letras!) no hay como la sensación del leve movimiento trasero en las curvas refrenado por un bien calibrado sistema de control de tracción y estabilidad. Y eso lo sentimos varias veces en el Kia EV6 GT-Line RWD.

El frenado regenerativo

Típico de un auto 100% eléctrico, el Kia EV6 incluye un sistema de frenado regenerativo. Mediante un par de paletas metalizadas en el volante, se puede aumentar la fuerza de regeneración de 0 a 3, más el modo i-Pedal de mayor fuerza regenerativa que permite conducir utilizando un solo pedal en tráfico denso urbano. De no seleccionar ningún modo, el sistema elige el 1, el cual nos resultó perfectamente adecuado durante nuestra manejada.

Por separado, un mando en la esquina inferior izquierda de la barra central del volante controla los 4 modos de manejo: Eco, Normal, Sport y Snow (nieve). Dada la carretera, lo mantuvimos en Sport.

Pantalla, mandos y consola centrales

Por tal de eliminar un exceso de botones en los mandos debajo de la pantalla y salidas de aire centrales, los dos circulares hacen la doble función de controlar la climatización y el sistema de sonido. Para seleccionar entre ambos modos, hay que pulsar entre un triángulo bifurcado (para acceder los controles de audio y navegación) y un ventilador (para la climatización). Tiene cierta lógica, pero no resulta muy intuitivo que digamos, y tarda acostumbrarse a eso.

En la consola central se ubican el botón de arranque, el mando circular PRND y una almohadilla cargadora inalámbrica Qi para su celular. Pero, aun así, no olviden el cable. Hay Apple CarPlay y Android Auto, por supuesto, pero no es inalámbrico. Una omisión curiosa en un auto tan moderno.

Mandos centrales en modo Navegación / Radio…
…y en modo de climatización

Kia EV6 GT-Line AWD

Si el EV6 de tracción trasera es una especie de VW Golf GTI eléctrico, entonces el GT-Line AWD es, pudiéramos decir, un Golf R eléctrico.

El tren motriz del Kia EV6 GT-Line AWD mantiene el mismo paquete de baterías de 77.4 kW h de su homólogo RWD. Al motor eléctrico trasero ligeramente menos potente (165 kW) se le suma un segundo motor eléctrico delantero de 74 kW, llevando la potencia total a 239 kW. Las demás cifras son 320 HP con 446 lb/pie de torque, 0-60 MPH en 4.6 segundos y hasta 274 millas (441 km) de autonomía total.

Esas cifras rebasan los 315 HP y 295 lb/pie del Golf R, pero, de nuevo, el Golf R es sobre media tonelada más ligero.

Si nos basamos en las cifras oficiales, el Kia EV6 AWD es sobre 2.5 segundos más veloz 0-60 MPH que su variante RWD. Pero, en las carreteras de montaña repletas de curvas, no notamos esa diferencia tan grande en aceleración. Por sorprendente que parezca, casi que disfrutamos más el modelo RWD menos potente pero un poco más liviano.

Pero, no importa sus preferencias (ó necesidades si vive en un clima donde imperan el hielo y la nieve), el Kia EV6 GT-Line ciertamente es una de las más interesantes propuestas en hatchbacks eléctricos.

Aparte de nuestras impresiones de manejo, les traemos un videorecorrido detallado, de cabo a rabo del nuevo Kia EV6 con Steve Kosowski, gerente de planificación y estrategia a largo plazo de Kia América.



Dejar respuesta