Toyota Crown 2023: un sedán con aspiraciones SUV

0
9623
toyota-crown-2023.jpg
Toyota Crown 2023

El Toyota Crown 2023 llega para relevar al Avalon, con fuertes influencias de SUV/Crossover y tracción total híbrida.

Un sedán más que se va

En el lento e inexorable retroceso del segmento sedán, Toyota anunció el año pasado que dejaría de fabricar el Avalon para el mercado Norteamericano en su planta de Georgetown, Kentucky, que mantiene la producción de Camry, RAV4 y Lexus ES. El sedán se seguirá fabricando en China, pero en esta zona se une a nombres como Taurus, 200, LaCrosse, Impala, K900 o Azera. El Avalon desplazó en 2021 18,280 unidades, un poco más que el Nissan Maxima o el Chrysler 300, pero en Toyota consideraron que no son suficientes, especialmente al compararlo con las 45,406 unidades del Lexus ES con el que comparte base.

toyota-crown-2023.jpg
Cajuela de apertura convencional

Y llega un nuevo… ¿Sedán?

Ahora, para su relevo se anuncia al Toyota Crown, una de las placas con más tradición en la marca, pues lleva 16 generaciones desde 1955 y que estuvo presente en Norteamérica hasta 1972. El sedán de tamaño completo es uno más que ha sucumbido a la “crossoverización”; no se trata de un modelo con tanto despeje al suelo como un Volvo S60 Cross Country (aunque Toyota dice que tiene 4” extra contra un Camry), sino más bien, un sedán con una cabina muy alta, con mucha área de lámina en los laterales. Piensen en él como la reivindicación del BMW Serie 5/6 Gran Turismo, más que una X6.

toyota-crown-2023.jpg
La primera impresión es de un perfil afilado

Toyota Crown 2023

Basado en la plataforma TNGA-K, el frente del Crown es inequívocamente Toyota, con una gran toma de aire trapezoidal y faros “enojados” delgados. Hay muchos adornos gruesos en negro brillante que intentan disimular la alta línea de cintura, que al menos en las fotos de prensa, parece superar los codos de los modelos. Lo mismo aplica para la pintura bitono opcional y los rines de hasta 21 pulgadas (19” de serie). Por el lado, elementos en plástico mate en los bajos y el captador de luz buscan dar el mismo efecto, mientras que el perfil es bastante afilado, casi como un Fastback, aunque hablamos de un sedán convencional.

toyota-crown-2023.jpg
Línea de cintura muy alto

Más alto, pero no demasiado

Las medidas corroboran la impresión de altura. Aunque no es más largo que el Avalon (194.1 vs. 196 pulgadas, 4.93 vs. 4.98 m), más ancho (72.4 vs. 72.8”, 1.84 vs. 1.85 m) ni tiene mayor distancia entre ejes (112.2 vs. 113”, 2.85 vs. 2.87 m), sí es decididamente más alto (60.6 vs. 56.5”, 1.54 vs. 1.43 m). Sin embargo, no llega a ser tan alto como una RAV4 FWD (67”, 1.70m) Por detrás, una delgada línea enmarca las calaveras corridas y la apertura de la cajuela; y si el pilar C flotante les recordó a Nissan, no son los únicos.

toyota-crown-2023.jpg
Interior conservador

Interior y equipamiento del Crown

El interior del Toyota Crown es dominado por formas cuadradas suavizadas en las aristas que, de nuevo, no se verían mal en una camioneta. Encontramos una pantalla alta de 12.3” y un tablero asimétrico típico de Toyota. Según el nivel, podemos encontrar faros LED, techo panorámico, asientos ventilados y calefactados, actualizaciones por aire, comandos de voz, sonido JBL de 11 bocinas, Apple CarPlay, Android Auto, Amazon Music, red 4G, suspensión adaptativa y climatizador dual. En seguridad integra la suite Toyota Safety Sense 3.0.

toyota-crown-2023.jpg
Sólo motores híbridos con tracción total

Motores híbridos con AWD

El sistema híbrido básico THS tiene un tetracilindro 2.5 l con tracción total de serie y caja eCVT, con modos Eco, Normal y Sport. Promete un consumo combinado de 38 MPG y el ajuste es de unos 236 hp; recordemos que Toyota no suele compartir la cifra de par de sus híbridos. El denominado sistema Hybrid Max, exclusivo para el grado Platinum, hermana un motor cuatro cilindros 2.4 l Turbo con AWD que suma modos de manejo Sport+, Comfort y Personalizado, con un combinado de 340 caballos de fuerza, dosificados por una transmisión automática de seis velocidades, para un consumo combinado de 28 MPG.

toyota-crown-2023.jpg
¿Suficiente para mantener con vida al sedán?

Toyota Crown, antes que termine el año

Fabricado en la planta de Aichi, Japón, el Toyota Crown llega en tres niveles, XLE, Limited y Platinum, este último, con la llamativa cromática bitono, todos con AWD híbrido, con colores Black, Oxygen White, Magnetic Grey Metallic, Heavy Metal, Supersonic Red o Bronze Age, con interiores negro, negro y castaño o Macadamia. Estará disponible antes que termine el año, con precios por anunciar, aunque sospechamos algo por encima del Avalon, entre los $38,000 y $50,000 USD.

Aquí la prueba del Toyota Venza.

Dejar respuesta